top of page
  • Foto del escritorComunicación Equala

Estereotipos y cánones de belleza: su impacto en mujeres y hombres


Ser delgada, blanca, joven. Son parte de los cánones de belleza que impone la sociedad actual y que, a lo largo de la historia, siempre han impactado más en las mujeres, aunque también repercuten en los hombres.


De su construcción, su conexión con el consumismo y cómo combatirlos habló nuestra compañera Natalia Alzate Michaels en esta entrevista con Jaione Donazar Hernández, en el programa Barreras Invisibles, del canal comarcal 30TV.


Desde esta página, podéis ver el programa completo. Debajo podréis leer también la transcripción de algunos momentos de la conversación.




Transcripción de algunos fragmentos de la entrevista


¿Qué son los cánones de belleza?


Los cánones de belleza son unas características atribuidas y constituidas socialmente de lo que se considera bello o atractivo a nivel social.


A lo largo de la historia los cánones no son fijos. Depende de la cultura en la que nos encontremos. Los cánones han variado, pero sí que es verdad que dentro de esas imposiciones de lo que será atractivo, de “la belleza” y demás sí que ha impactado mayoritariamente en las mujeres, porque eso va muy ligado a los mandatos de género, al estereotipo.


A la mujer la sociedad le exige una determinada característica física. Es ver publicidades, medios de comunicación, series de televisión, donde hay un canon muy establecido y fijo en el que tienen que ver la delgadez, el color de la piel, la juventud, el que tú no tengas ningún tipo de imperfección.


Eso no nos permite tampoco conocer a la persona como realmente es. Con sus actitudes, sus comportamientos, sus valores. Esa parte de la personalidad se desdibuja completamente y solo nos fijamos en la parte exterior, que no es real esa parte exterior, estamos constantemente ocultando lo que supuestamente son las imperfecciones, entonces, no nos mostramos de una manera natural.


Cánones de belleza y diversidad


Como trabajadora social, ¿qué culpa crees que tienen las películas, los anuncios, las series, los concursos de televisión? -que muchos de ellos tienen además muchísimo éxito entre los jóvenes-, que están enfocados al hombre perfecto, a buscar la mujer perfecta, un amor perfecto en un sitio perfecto… esto tampoco ayuda mucho, ¿no? No, en realidad, este tipo de medios y de espacios lo que hacen es reproducir lo que se llaman “estereotipos de género”, que son aquellas concepciones, aquellos ideales del deber ser. El deber ser, a partir de ser hombre o mujer. Cómo debería ser una mujer y cómo debería de ser un hombre. Es el estereotipo, con unas características, unas cualidades atribuidas. Ya si añadimos el tema de la belleza, no sólo es el deber ser mujer y hombre, sino, dentro de esa estructura, esas características de lo que es bello, atractivo.


No se tiene en cuenta que hay otras diversidades, que hay otras realidades, que hay muchísimas formas de cuerpos. Hay muchas formas de belleza que no parten de ser delgada, blanca, rubia, de ojos azules.


Estereotipos de belleza y sociedad de consumo


Añadido al tema del consumo y de los productos que han sacado las grandes empresas -sea de maquillaje, o de productos para adelgazar, cremas antiarrugas-, también está el tema de la moda, de la industria textil, que de alguna manera también influye. Se ha de tener un determinado aspecto porque no hay una gama amplia que tenga en cuenta esa diversidad de cuerpos. Entonces, claro, el problema es de nosotras, las mujeres, que no buscamos esa talla, sino que es de la empresa. La empresa textil, en general, y la moda no tienen esa diversidad y esa amplia gama para poder elegir.


Es todo un sistema. Dentro del sistema de consumo, que yo lo nombro mucho, todo está relacionado. Si te das cuenta, entre tallas más pequeñas, eso quiere decir que te presionan adelgazar y esa presión adelgazar, pues tiene que ver con vitaminas, tiene que ver con gimnasio, tiene que ver con cirugías, tiene que ver con más consumo. Entonces, es todo un sistema que se alimenta precisamente del canon de belleza establecido, que va muy encaminado hacia el consumo, más no a la persona.


El problema es que nos hemos dado cuenta de que no es solo algo puntual o algo aislado. Eso beneficia también a otras industrias, a su vez, que quieren que se mantenga ese canon de belleza impuesto, que no es real y que no apuesta como por lo natural, no apuesta por esa diversidad. O lo que yo hablaba de mostrar a las personas con nuestras características. Claro que hay un beneficio y hay un beneficio del consumo, del consumo total.


Cirugías: ¿Para qué me quiero hacer un retoque?


Claro, siempre habíamos hablado y hablamos no en líneas generales de lo bonita, que es la diversidad, excepto en la belleza, eh ahí parece como que tiene que haber un canon muy concreto y muy exigente. ¿Hasta qué punto influye la cercanía de la cirugía estética? Me refiero a cercanía económica, que antes parecía que estaba a unos niveles inalcanzables y ahora, bueno, pues el que más el que menos, se puede hacer su retoquitos -esto tampoco ayuda mucho, no?


No y eso es la consecuencia de la presión y de la imposición del canon de belleza. Por un lado, están aquellas personas que no cumplen con esas características de la imposición de la belleza, entonces, por lo tanto, para cumplir o para encajar con ese perfil, lo que hacen es hacerse unos retoques, gastar mucho dinero en cirugía, que es beneficio también económico.


Pero también, por otro lado, sí que es verdad que aquellas mujeres que sí que pueden cumplir ese canon de belleza -delgadas, de un determinado perfil-, se ha se ha visto que para encajar y para mantener ese canon en el que ya se encuentran, utilizan también, pues puede ser cirugía, puede ser desórdenes alimenticios, bueno, una serie de cosas que son unos costes económicos, pero a la vez unos costes a nivel de la autoestima de las mujeres.


Está muy bien que todos queramos vernos un poquito mejor, pero sin pasar a lo mejor ese límite de la salud, ¿no? Ese límite es el que nunca hay que pasar… Primero creo que lo que hay que hacer es cuestionar el canon de belleza que hay. Cuestionar el por qué hay un canon de belleza de estas características, a quién beneficia realmente esa imposición de esos cánones de belleza, los estereotipos, las creencias que hay a través de esto, qué impacto tienen para la salud psíquica de las mujeres y de los hombres.


Y, por supuesto, ya teniendo todo eso claro, haciendo esa autorreflexión, ese análisis, sí decidir si te quieres hacer un retoque o no y por qué. Esa es la gran pregunta: ¿Quiero adelgazar o quiero comer sano o quiero hacer ejercicio, porque hay una presión detrás o porque realmente creo en la salud y creo en el bienestar?


¿Sabes qué pasa? Que como somos seres sociales, estamos influenciados por el entorno. Entonces, mientras que tampoco haya un cambio a nivel del de los medios de comunicación, de los espacios en donde se encuentran estos cánones de belleza, de las industrias que reproducen estos cánones y del consumo, es muy difícil salir de esa imagen y decir, “bueno, pues yo soy una mujer, independientemente de cómo sea físicamente, yo tengo confianza en mí misma, tengo una autoestima alta”. Sí que se puede hacer, pero es muy difícil cuando tu entorno es justo un bombardeo constante de cremas antiarrugas, anticelulitis, para adelgazar… o ver en los en los anuncios o en las series o en las películas, un tipo determinado de persona que no representa a toda esa diversidad de mujeres y de hombres.


El aporte del feminismo a derribar los cánones de belleza


El movimiento de mujeres y el movimiento feminista yo creo que han aportado mucho, primero, a hacer una crítica y señalar cómo impactan los cánones de belleza en las mujeres. Y las propias mujeres que, precisamente tienen estas estas características de ser gorda, ser delgada, ser vieja, ser jóvenes, estar en silla de ruedas, hay toda una gama diversidad… yo creo que han apostado y han trabajado constantemente para dar visibilidad a esa diversidad, a cuestionar.


Efectivamente, hay empresas y hay marcas que también ya se han dado cuenta de que tienen que llegar a toda la población, pero de una manera responsable, con un consumo responsable y dando también un mensaje positivo a las mujeres, porque eso aporta a la sociedad, aporta la igualdad.


La entrevista continúa... puedes verla completa en el vídeo.


En otras entradas del blog puedes ver el resto de programas con la participación otras compañeras del equipo:





¡Gracias 30TV por la visita!

17 visualizaciones0 comentarios
bottom of page